Recetas con menta: desde un mojito hasta un pastel de menta

La menta es una hierba aromática muy versátil y deliciosa que se puede utilizar en una gran variedad de recetas, desde bebidas refrescantes hasta postres deliciosos.

Aquí te presentamos algunas recetas con menta que puedes preparar en casa fácilmente.

Bebidas refrescantes

Uno de los usos más populares de la menta es en la preparación de bebidas refrescantes.

Uno de los cócteles más conocidos es el mojito, que se elabora con ron, azúcar, limón, hielo y menta. Para preparar un mojito, simplemente mezcla todos los ingredientes en un vaso y disfruta de su delicioso sabor.

Otra bebida refrescante que puedes preparar con menta es el té de menta. Para hacerlo, simplemente hierve agua y agrega unas hojas de menta fresca. Déjalo reposar durante unos minutos y cuela. Puedes endulzarlo con un poco de miel y servirlo caliente o frío, según prefieras.

Usar en postres

Además de bebidas, la menta también se puede utilizar en la preparación de postres deliciosos.

Uno de los más populares es el pastel de menta, que se elabora con harina, azúcar, huevos, mantequilla y extracto de menta.

Para preparar el pastel, simplemente mezcla todos los ingredientes en un bol y hornea durante unos 30 minutos aproximadamente. Cuando esté listo, decora con un poco de glaseado de azúcar glass y hojas de menta fresca.

Otra opción de postre con menta son los brownies de menta. Para hacerlos, simplemente sigue las instrucciones de una receta tradicional de brownies y agrega unas cuantas gotas de extracto de menta. Esto le dará un delicioso sabor a menta que se combina de forma excelente con el chocolate. Si no has probado esta combinación, debes hacerlo ya, a mí me sorprendió muchísimo.

Helados

Una receta deliciosa con menta es el helado de menta.

Para hacerlo, necesitarás leche, crema, azúcar, huevos, extracto de menta y hojas de menta fresca.

  1. En un bol, mezcla la leche, la crema, el azúcar y los huevos hasta que quede una mezcla homogénea.
  2. Agrega el extracto de menta y mezcla bien.
  3. Agrega las hojas de menta picadas y mézclalas suavemente en la mezcla.
  4. Vierte la mezcla en un recipiente apto para el congelador y déjala enfriar durante al menos 6 horas.

Cuando esté listo, sácalo del congelador y sirve en bolas en un plato individual. Decora con unas hojas de menta fresca y disfruta de su delicioso sabor a menta.